recibir-subvención-cuándo

¿Cuándo voy a recibir mi subvención? 

Estamos hartos de escuchar refranes populares sobre lo importante que es ser paciente. Los que tienen y gestionan empresas quieren su dinero lo antes posible. Hay que hacer frente a numerosos pagos todos los meses para seguir adelante. De ahí que querer saber cuándo voy a recibir una subvención sea una pregunta que muchos nos hacen en FANDIT.

Como expertos en subvenciones, te contamos que los plazos dependen de muchos factores. Los organismos que las gestionan, la cuantía y la cantidad de fondos disponibles suelen acelerar o retrasar que el dinero esté en tu cuenta.

Aunque no se puede generalizar, es raro que recibas una subvención en menos de seis meses tras haberla solicitado. ¿Cuánto es el máximo? Pueden pasar años. Las cosas de palacio, como ya sabemos, van despacio.

Si no tienes tiempo, te lo resumimos: 

  • Los plazos para recibir una subvención dependen de varios factores, incluyendo el organismo encargado de gestionarla, el monto y la cantidad de fondos disponibles.
  • Es raro recibir una subvención en menos de seis meses después de solicitarla. En algunos casos, pueden pasar años antes de recibirla.
  • En general, primero se debe ejecutar el proyecto y luego justificarlo para recibir la subvención. Esto puede causar problemas de liquidez y hacer que las organizaciones asuman más riesgos de los necesarios.
  • Algunas ayudas en la Comunidad de Madrid tardan 12 meses, el programa NEOTEC tarda 10 meses y ENISA tarda 9 meses. Sin embargo, hay algunas excepciones, como las bonificaciones que son inmediatas.

Puedes ver también el vídeo de Pedro Robles hablando sobre este asunto:

¿Cuáles son los tiempos para recibir una subvención?

Los tiempos tienen una importancia vital en el mundo de las ayudas y subvenciones. Es un asunto que sigue sorprendiendo a muchos que se acaban de iniciar en ellas o que tienen poca experiencia. Todos queremos nuestro dinero lo antes posible, pero hay que ser realistas.

Lo normal es que primero tengas que ejecutar el proyecto que puede optar a una bonificación y, luego, justificarla para recibirla. Esto genera muchos problemas de caja. Las organizaciones, así, deben asumir muchos más riesgos de los que deberían.

Conseguir dinero para hacer una acción y, luego, llevarla a cabo sería lo ideal. Pero es muy raro que suceda. Si te ha pasado, tienes suerte, pero cuenta con que esto no pasa a menudo.

Línea temporal para recibir una subvención

El primer paso es idear un proyecto. Los miembros de la organización trazan una serie de líneas de actuación y entran en contacto con proveedores para realizar un presupuesto con rigor. 

Normalmente las ayudas tardan al menos seis meses en llegar. Pero hay excepciones. Como referencia, las ayudas a la contratación en la Comunidad de Madrid tardan 12 meses, el programa Neotec se demora 10 meses, Enisa son 9 meses de espera, las bonificaciones, por su parte son inmediatas.

La entidad con la que vas a tramitar la subvención necesita saber en qué vas a gastar su dinero. Hazlo de una forma lo más detallada posible, puede ser el factor diferencial que haga que tu solicitud se apruebe o caiga en saco roto.

¿Sabes qué ayuda tienes que pedir? En el buscador de FANDIT puedes encontrar convocatorias activas mediante nuestros filtros. Así, podrás ver en menos de un segundo para cuáles puedes aplicar y aquellas para las que no cumples los requisitos.

Luego, es cuando se suele aplicar a una subvención. Es vital estar al día en esta materia, ya que te puedes perder en los plazos y quedarte fuera. En FANDIT, contamos con un sistema de alertas que te permite estar al día y presentar toda la documentación cuando así se requiere. 

En las convocatorias de las ayudas suelen darse una serie de plazos de ejecución. Dentro del mismo, el proyecto a subvencionar tiene que completarse para que se pueda conceder la financiación deseada. De no hacerlo, se podría anular la subvención o pedir su reintegro en el caso de que ya se disponga del dinero.

Problemas

¿Quién paga las facturas mientras no vas a recibir la subvención? Tú. Lo habitual es tener que ir adelantando pagos con proveedores, empleados y adquisición de bienes para poder hacer que tu proyecto funcione. 

Esta época en la que las empresas y autónomos deben funcionar con recursos propios dura un mínimo de seis meses. Es raro que el dinero llegue a caja antes de este plazo, pudiendo demorarse mucho más.

El ingreso desde el organismo gestor de la ayuda puede llegar durante el proyecto. En este caso, permite satisfacer pagos y da márgenes para poder llevar a cabo satisfactoriamente la actuación en curso. A partir de ese momento, el resto de la ejecución podrás financiarla con el dinero recibido. 

¿Qué suele suceder? Las empresas y autónomos, al no poder adelantar tanto dinero como era necesario, recortan en gastos. ¿Consecuencia? la subvención es más alta que el importe final destinado al proyecto. Es algo que debes tener en cuenta a la hora de recibir una subvención.

Tienes que tener muy en cuenta, que una vez se ha terminado la acción subvencionada, tienes alrededor de tres meses para justificar la ejecución del proyecto y los gastos. ¿Cuál es el problema? Si no has gastado todo lo que dijiste que necesitabas al tener que apretarte el cinturón, es bastante común que te pidan devolver la diferencia entre lo invertido finalmente y el presupuesto presentado.

Debes tener cuidado y entender qué tipo de solicitud estás solicitando. También qué conlleva solicitarla, no es simplemente tener un dinero extra para tus proyectos, también implica una serie de responsabilidades. 

Si quieres evitar estos problemas y otros más que pueden suceder mientras tramitas una subvención, te ayudamos. En nuestro marketplace de gestores, cuentas con decenas de proveedores para la gestión de subvenciones y ayudas públicas que se encargarán de todo el proceso.

¿Cómo lo vemos desde FANDIT?

Ejecutar un proyecto sin financiación es muy difícil. Las ayudas son un gran apoyo para que las empresas y autónomos puedan seguir creciendo y aportando a la economía. Recibir una subvención a tiempo puede marcar la diferencia entre un éxito y un fracaso empresarial pero nunca puede depender tu negocio de ellas.

Es importantísimo que una subvención no se vuelva en tu contra. Ten en cuenta la caja de tu empresa, pero no dejes de pasar estas oportunidades por miedo a tener que devolver parte del importe o a tener que recortar gastos mientras que llega la ayuda solicitada. 

¡Ah!, no dejes de leer la letra pequeña. Te evitará sorpresas desagradables. 

Comparte:

Todas las ayudas que buscas están aquí