Kit Digital para autónomos y pymes: consejos para solicitarlo

Facturas impagadas, IVA, IRPF, constantes papeleos. Bienvenidos al día a día de los autónomos. Si tienen fama de ‘quejicas’, por algo será, ¿no? Y, aquí viene la pregunta: ¿es para tanto? Sí, definitivamente, lo es… Además, estos profesionales deben hacer frente a nuevos retos casi diarios. Uno de los más inmediatos es el de la transformación digital. Es decir, adaptarse al mundo de nuestros días.

La digitalización es vital para seguir siendo competitivos. El Kit Digital para Autónomos y Pymes tiene por objetivo que los trabajadores por cuenta propia puedan adaptarse al cambio. Esta ayuda puede usarse para hacer una web, crear un e-commerce, implementar facturas electrónicas, etc.

Los autónomos y las pequeñas empresas deben adaptarse para poder avanzar. Esta ayuda es una muleta sobre la que se pueden apoyar para conseguirlo.

¿En qué consiste el Kit Digital para Autónomos y Pymes?

Es una ayuda de entre 2.000 y 12.000 euros -dependiendo del tamaño de la empresa- que el beneficiario cede a un Agente Digitalizador para realizar alguna de las siguientes actividades:

  • Crear o modernizar un sitio web.
  • Poner en marcha un sistema de e-commerce.
  • Implantar facturas electrónicas.
  • Mejorar la gestión de clientes.
  • Gestionar redes sociales.
  • Proyectos de Business Intelligence.
  • Gestión de procesos.
  • Creación de una oficina virtual.
  • Ciberseguridad.
  • Mejorar la seguridad de las comunicaciones.
  • Presencia avanzada en Internet
  • Marketplace para aumentar las ventas.

La ayuda no solo puede destinarse a crear nuevas implementaciones, sino también a evolucionar las ya existentes. Para esto, debe ser una mejora funcional, una definición que contempla:

  1. Que la solución sea completamente nueva. Además, debe cumplir los requisitos mínimos de la categoría a la que pertenece.
  2. Que la solución sustituida no cumpliera con alguno de los requisitos mínimos exigidos en la misma categoría.

¡Atención! No se considera mejora funcional:

  1. Un desarrollo de una solución ya existente.
  2. Actualización de versiones de software por el proveedor
  3. Mejora de versiones.

De incurrir en alguno de los supuestos de arriba, la ayuda no se concederá, al quedar fuera de las acciones cubiertas por el Kit Digital para Autónomos y Pymes.

A tener en cuenta

¡Presta atención! Tienes seis meses desde que se te aprueba la ayuda hasta que firmas un Acuerdo de Prestación de Soluciones de Digitalización con un Agente Digitalizador. Si lo haces fuera de plazo, se te retirará.

En cuanto a las justificaciones, estas corresponden al agente digitalizador. Tú, como beneficiario, solamente tendrás que dar el visto bueno a aquellas que aparezcan como “pendiente de conformidad” en la Acelera Pyme.

No te despreocupes del todo. El Agente Digitalizador Adherido debe presentar estos documentos antes de que pasen tres meses desde la fecha de factura, que como mucho será emitida tres meses después de la firma del acuerdo de prestación de servicio.. Asegúrate de que lo hagan. De lo contrario, puedes tener problemas.

¿Qué leyes lo regulan?

El Kit Digital para Autónomos y Pymes está regulado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de red.es. La acción se enmarca en el Plan España Digital 2025 y tiene un presupuesto de 3.067 millones de euros para fomentar la digitalización en pymes, pequeñas empresas y autónomos.

En FANDIT, te ayudamos a que consigas tu subvención. Si haces clic aquí podrás comenzar a tramitarla en segundos. 

Requisitos para pedir el Kit Digital para Autónomos y Pymes

Para solicitar el Kit Digital para Autónomos y Pymes, lo primero es diferenciar el tamaño de nuestra sociedad. ¡Atención! Esto va a condicionar la subvención percibida. Para estos efectos, existen tres diferentes grupos:

  • Autónomos. De 0 a 2 empleados. Perciben 2.000 euros de ayuda.
  • Microempresas. De 3 a 9 trabajadores. La subvención es de 6.000 euros.
  • Pequeñas empresas. De 10 a 49 trabajadores. El importe recibido asciende a 12.000 euros.

En este artículo nos vamos a centrar en el primero de los supuestos. Para los trabajadores por cuenta ajena que quieran solicitar la ayuda, existen los siguientes requisitos:

  • No tener deudas con Hacienda y/o la Seguridad Social.
  • No estar en los supuestos de la Ley General de Subvenciones que impidan acceder a una ayuda.
  • No estar sujeta a una orden de recuperación.
  • No haber recibido subvenciones previas por un valor total superior a 200.000 euros en los 3 últimos años, dentro de las ayudas encuadradas como mínimas.
  • No ser una empresa en crisis.
  • Hacer este test de diagnóstico y alcanzar los niveles de Madurez Digital exigidos.

¡Ojo! Quedan excluidos de esta ayuda los Agentes Digitalizadores Adheridos. Tampoco pueden optar a ella empresas subcontratadas por estas para crear soluciones de digitalización.

Pueden acogerse autónomos de cualquier sector, siempre que cuenten con domicilio fiscal en España.

Problemas para pedir el Kit Digital de Autónomos y Pymes

Tenemos malas noticias si trabajas por cuenta propia y estás interesado en esta ayuda. “¿Más problemas? Estoy acostumbrado, soy autónomo”, habrás pensado. Sentimos ser portadores de esta información.

En FANDIT, hemos detectado  un problema recurrente en los profesionales que quieren solicitarlo. Al tratarse de una cuantía muy baja para las sociedades de uno o dos empleados -2.000 euros-, puede pensarse que no merece la pena gestionarla.

A través de nuestro marketplace, puedes encontrar proveedores para realizar todos los trámites del Kit Digital para Autónomos y Pymes. Aunque tiene un coste, no debes dejar la oportunidad de conseguir financiación extra para tu negocio.

¿Cómo tributa el Kit Digital de Autónomos y Pymes?

Otra de las grandes preguntas para los autónomos es: ¿cómo y cuánto tengo que pagar a Hacienda si me lo conceden? Esta ayuda se considera un ingreso de la actividad económica. Como tal, debe integrarse en la base imponible como rendimientos del trabajo.

Toda subvención cuenta como ingresos imputados al patrimonio neto y se reconocerán en la cuenta de pérdidas y ganancias. Lo mismo sucede con las donaciones y legales.

Pero, por fin, buenas noticias. Los 2.000 primeros euros están libres de tributación. Así, si es tu único ingreso en el ejercicio fiscal en el que recibes la ayuda, no tendrás que pagar nada por ella.

¿Cómo saber si me lo han concedido?

La forma más sencilla de saberlo es a través de red.es. Dentro, encontrarás un apartado llamado “acceder a tus solicitudes”, en el que podrás ver el estado de la misma. De estar concedida, deberá aparecer como “aprobada”. En el caso de haber una incidencia, serás informado de los pasos a tomar. Atento a tu correo electrónico, también se te comunicará por esta vía.

Este proceso puede ser algo más lento de lo habitual. En el primer mes de vida del proyecto, se recibieron 50.000 solicitudes, siendo resueltas solamente 2.000 en el mismo periodo. Las cosas de palacio, van despacio.

No desesperes. El ritmo aumentó desde entonces, en especial para aquellas solicitudes que no necesitan subsanarse. 

¿Cómo lo vemos desde FANDIT?

Iniciativas como el Kit Digital para Autónomos y Pymes sirven para que las empresas más pequeñas comiencen su proceso de digitalización. Estas ayudas sirven para reducir la brecha digital respecto a las más grandes, que cuentan con más recursos para acometer cualquier tipo de transformación.

Uno de los problemas que tiene esta subvención es su baja cuantía para las empresas de cero a dos empleados. Los 2.000 euros que cubre, quedan reducidos una vez tramitados, por lo que el objetivo de la ayuda se diluye a causa de esta circunstancia.

Comparte:

Todas las ayudas que buscas están aquí