costes ocultos

¿Cuáles son los costes ocultos de la contratación en España?

Emprender nunca es fácil. Los trámites con la administración, el número de horas dedicadas y el tiempo que pasa hasta que un proyecto es rentable lo ponen difícil. Uno de los conceptos que muchos nuevos emprendedores no tienen en cuenta son los costes ocultos de la contratación, que van más allá del salario base del empleado.

Un concepto clave en este sentido es el del coste por hora. Este te permite saber cuánto gana un trabajador por cada 60 minutos en su puesto de trabajo.

Se obtiene al sumar salario base y pagos de la empresa a la Seguridad Social y dividirlo por las horas contempladas en el convenio del sector.

Si no tienes tiempo, te lo resumimos: 

  • Los costes ocultos de la contratación en España incluyen el salario base del empleado y pagos a la Seguridad Social.
  • El coste por hora es útil para saber cuánto gana un trabajador por cada 60 minutos en su puesto de trabajo y se calcula sumando el salario base y la Seguridad Social y dividiéndolo por el número de horas del convenio del sector.
  • El coste por hora es importante para calcular el presupuesto de un proyecto y para evitar costes ocultos en la contratación.
  • Los costes ocultos de la contratación pueden ser más elevados en el caso de empleados con alta cualificación y en el caso de contrataciones temporales.

¿Cómo calcular el coste por hora?

En un trabajo, saber cuánto cuesta la hora desempeñada por empleado es muy útil. Tanto para los gestores de la organización, como para los propios asalariados. Los cálculos de coste por hora son básicos en la administración de una empresa.

El coste por hora es un concepto que tiene mucho que ver con las subvenciones. Aunque no lo parezca. A la hora de realizar un presupuesto de un proyecto, debes calcularlo de cara al documento que vas a presentar a la Administración. Así como el tiempo total que se va dedicar a la acción para la que solicitan financiación.

Hay tres factores esenciales que debemos tener en cuenta:

  • Sueldo bruto. Lo que cobra cada empleado de la organización a lo largo de un año antes de impuestos. 
  • Seguridad Social. Aquella parte que corre a costa de la empresa. Aquí entra en juego la base de cotización, que es imprescindible para calcular cuánto te va a quedar de jubilación y optar a la pensión máxima posible. 

En estos momentos, la base de cotización máxima en España es de 4.139,40 euros mensuales. Si ganas eso, es lo máximo a lo que puedes optar de cara a tu retiro. 

El cálculo de lo que paga cada empresa a la Seguridad Social por empleado se hace normalmente multiplicando 0,32 por el sueldo bruto.

  • Convenio. Marca las horas máximas que se pueden trabajar a lo largo del año. Por Ley, siempre son menos de 1.800 cada doce meses.

Así, el coste por hora es igual a sumar salario bruto y Seguridad Social y después, el resultado dividirlo por las horas del convenido. 

Coste hora =  (Sueldo bruto + seguridad social) / horas de convenio.

Es básico conocerlo para evitar costes ocultos en la contratación y establecer un presupuesto anual lo más riguroso posible.

¡Atención! En el caso de que un empleado haya estado de baja, la ecuación cambia. En este caso, la división se realiza por las horas de convenio, menos las horas de baja.

Aquí te dejamos información sobre las subvenciones por contratación y ayudas para contratar jóvenes.

¿Cómo lo vemos desde FANDIT?

Tened en cuenta lo que os exponemos aquí y haced vuestros cálculos para conocer el coste por hora y evitar costes ocultos en la contratación. Además, si facturas por horas, conocer esta fórmula es fundamental para optimizar presupuestos y productividad. 

Otros factores que hay que tener en cuenta son el absentismo laboral, la rotación de personal y el mantenimiento de los equipos. Todos ellos, de no ser previstos, pueden causar un grave problema en tus cuentas. 

Si quieres saber qué es y cómo se calcula, echa un ojo a Pedro Robles, que te lo cuenta en tres minutos:

Comparte:

Todas las ayudas que buscas están aquí