La historia de FANDIT

Última actualización

Me han pedido muchas veces que cuente la historia de FANDIT y por eso hoy me he decidido a hacerlo. En ella, y sin pensar mucho las palabras y tratando de ser directo, cuento brevemente el porqué de FANDIT y el camino hasta hoy en día.

El germen de la idea

Todo empezó hace mucho mucho tiempo. Otoño del 2015. Eran los inicios de la consultora, Inncome, que habíamos creado Fernando, María y yo. Empezábamos de cero creando un servicio de financiación para proyectos de I+D, innovación e inversión. Todo ello dentro del grupo PKF Attest. 

Yo ya llevaba desde 2009 en el sector de la consultoría de subvenciones. Y nada mejor que emprender para pensar nuevas ideas.

Una de esas ideas era cómo montar un sistema de información de ayudas que funcionara. Así que aprovechamos que había entrado nuestra primera empleada, con una beca, para proponerle un estudio de las herramientas actuales como proyecto Fin de Máster.

Todavía tengo por ahí la tabla que se curró :). 

La realidad es que ahí se quedó ese primer “amago”. Fueron dos llamadas de potenciales clientes, sobre todo, las que me marcaron y que recuerdo perfectamente.

Una de un chico que nos llamó porque había montado una panadería con su novia y necesitaba ayuda. Yo no sabía ni tenía idea de qué decirle y con ese compromiso de bueno, intentar echar una mano, me puse a buscar pero no había nada. O yo no era capaz de encontrarlo. Había algún buscador, pero no sabía por dónde empezar.

La verdad, no sabía qué tenía que cumplir ni qué ayudas había. No tenía ni idea.

Poco después, llegó la segunda llamada que me marcó. Era un hombre que “tiraba” cable para llevar el internet en zonas rurales. Vamos, un “currela” que estaba en el “barro”. Le habían dicho que uno de sus competidores había conseguido un montón de pasta para algo similar. Y tampoco le puede ayudar mucho porque son líneas complejas. Me dio mucha rabia. 

Fue ahí cuando me di cuenta de que solo sabía el “sota ,caballo, rey” de las subvenciones relacionadas con la I + D + I y poco más.

Ahí empieza el runrún en mi cabeza de qué se podría hacer. Sobre todo el buscador porque era mi primera necesidad. 

Y esa fue un poco como, como la semillita que ya se quedó en mi cabeza por mucho tiempo.

Dentro de la empresa además hicimos una especie también como de iniciativa de proyecto colaborativo con la universidad que iba un poco en esta línea de buscador.

Pero bueno, vamos a decir que no tuvo mucho alcance, pero profundizó más aun en mi cabeza. Por lo que me lancé a buscar gente que se pudiera dedicar a esto, gente que pudiera haber hecho algo parecido, algo relacionado con algún tipo de scraping y similar.

Contacté con un hombre de Barcelona que tenía una APP para detectar en los boletines oficiales a quién le habían puesto una multa y recibir un aviso en el mismo día para pagarla. Empecé conversaciones informales con él, incluso nos vimos un par de veces en persona. 

Todo se desencadenó cuando dejé Inncome. La razón no fue esta idea sino otro proyecto en el que estuve únicamente 4 meses porque me salió mal. No encajaba allí. Así que me encontré sin trabajo y sin proyecto. Afortunadamente acerté plenamente probando en Demium porque conocí a Manuel.

La clave fue conocer a Manuel Rosa

Ahí hicimos varios amagos de emprendimiento en los que yo no sabía exactamente a qué me iba a dedicar. Mientras, le iba contando poco a poco mi idea a Manuel. Él fue dándole forma tecnológicamente.

En este punto me olvidaba de Emilio Madueño, que fue compañero mío en Zabala durante seis años y además es amigo del barrio de toda la vida. Es una cabeza de las buenas. Una mente privilegiada.

Bueno, igual que Manuel la verdad. Dos tíos muy buenos, muy inteligentes.

Con Emilio ya había empezado a trabajar antes de conocer a Manuel dándole forma a una especie de plan de negocio. Íbamos plasmando las ideas en un documento compartido. Poco a poco sin prisa.

Y de repente éramos 4: Manuel, el de Barcelona, Emilio y yo con lo que decidimos lanzarnos. Aunque casi al inicio se nos cayó el contacto de Barcelona. Se había hecho la idea de que el 50% de la empresa sería suya. 

Le dije que si quería le pagaba por las horas realizadas hasta el momento y luego empezábamos a negociar desde cero. Pues oye, le pague las horas y se piró inmediatamente. Así que mejor. 

Finalmente lo montamos entre Emilio, Manuel y yo, constituimos el diecisiete de julio e hicimos varias pruebas.

El lanzamiento

Para empezar, aporté 25.000€ y con eso pagamos gran parte del desarrollo. Luego pedí un préstamo también. Con lo que conseguimos juntar pagamos a una empresa para que nos ayudara a desarrollar el producto. La empresa que nos ayudó al principio fue Nexora 

Esos eran los preparativos pero vamos a decir que el día oficial que lanzamos fue en noviembre con un webinar que hice con Hugo Arévalo, en ThePowerMBA.

El modelo inicialmente se basaba en una suscripción. Vamos, una suscripción al buscador. Era cobrar por los resúmenes, por los avisos, las ayudas y poco más.

Rápidamente me di cuenta de que lo que realmente le gustaba a la gente era el informe que les hacíamos sobre las oportunidades que había. Conclusión que se potenció todavía más con el inicio de la pandemia. Las subvenciones adquirieron mucha importancia y nosotros hicimos un buen trabajo de comunicación aclarando conceptos a las gente. 

En este tiempo tuvimos muchos cambios. Pasamos de una suscripción pura y dura que llamábamos Fander Pro mensual o Fander Pro anual, pasamos al Encuentra y Consigue que era, pues explicar a la gente que ayudas había y dar las instrucciones o apoyarles en la solicitud de otras.

Con eso estuvimos picoteando, hasta que llegó la licitación de CEOE.

La consolidación

Fue todo alrededor de Filomena 2021. Ganamos la licitación de CEOE y comenzó una nueva era. Fue el año con más “prueba y error”.

Lanzamos muchos servicios diferentes: encuentra PRO, consigue PRO y otros desarrollos tecnológicos. Generamos un montón de pérdidas pero también que aprendiéramos mucho.

A finales del veintiuno empezamos a ofrecer la opción también de hacer consultoría cuando se terminó mi pacto de no competencia de 3 años. Pero tampoco funcionó. No le podíamos hacer la competencia a nuestros propios clientes y claramente el servicios con más sentido era el SaaS. 

Ya a principios de veintidós, decidimos dar un paso adelante y empezar a centrarnos todavía más en lo que sería la venta de tecnología.

A lo largo de 2022 fuimos dando forma más definitiva a los productos que tenemos hoy como son el buscador, el ERP, la área privada o en CRM.

Pero es en 2023 cuando hemos dado el gran salto. Siempre con el espíritu fundacional de FANDIT: Hacer más fáciles las subvenciones para todos.

Espero que os haya sido de interés la historia de FANDIT. La he contado con más detalles que nunca. Hay muchos detalles y personas involucradas pero eso ya lo dejo para contarlo con una cerveza :P.

Comparte:

Todas las ayudas que buscas están aquí

Deja un comentario

Suscríbete ya a nuestra newsletter exclusiva para solicitantes y gestores de subvenciones y mantente siempre informado

Consulta nuestra política de privacidad aquí 

Suscríbete ya a nuestra newsletter para solicitantes y gestores de subvenciones y mantente siempre informado

Consulta nuestra política de privacidad aquí