tarifa plana autonomos

¿Cuándo se pide y qué es la tarifa plana de autónomos?

Empezar a trabajar por cuenta propia por primera vez no es fácil. La tarifa plana para autónomos da un respiro a aquellos que se han aventurado a ello durante los primeros meses. No obstante, es importante saber cuándo solicitarla para evitar problemas con la administración y aplicar la bonificación correctamente. 

Este trámite se debe realizar cuando te das de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). ¡Presta atención! Si bien antes, al reunir las condiciones se aplicaba directamente, ahora tienes que solicitarlo de forma explícita. De lo contrario, ¡te quedas sin tarifa plana! Mucho ojo si lo dabas por supuesto al haber trabajado antes por cuenta ajena. 

Hablando con rigor, a partir de 2023 se denomina ‘tarifa reducida’, pero el término ‘tarifa plana’ se sigue usando a pie de calle, por lo que usaremos los dos indistintamente. 

¿Cómo solicitar la tarifa plana de autónomos?

En España, existen varias ayudas que apoyan a los autónomos durante el ejercicio de su actividad. Una de las más conocidas es la llamada “tarifa plana”, por la que, aquellos que reúnan los requisitos para solicitarla, pagarán una cuota reducida de 80 euros durante un año, en el supuesto general.

El ahorro puede parecer insuficiente, pero oscila entre los 3.000 euros anuales para quienes menos ingresan y los 14.000 euros al año para los que ganan más de 60.000 euros al año.

La también llamada tarifa reducida para autónomos tendrá vigencia desde 2023 a 2025, coincidiendo con la reforma del sistema de cotización. A partir de 2026, el importe de la cuota podrá variar, debiendo ser fijada año a año por la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Esta ayuda es prorrogable otro año para los trabajadores por cuenta propia que no superen el Salario Mínimo Interprofesional.

La cuantía se calcula restando los pagos e inversiones declarados por los ingresos y luego restando un 7%, cantidad que se considera de gastos de difícil justificación.

¡Ojo! Si en algún momento declaras ingresos por encima del SMI, pierdes la tarifa plana para autónomos. Si te das de baja, también pierdes la bonificación y tendrás que esperar tres años para volver a disfrutarla.

Aquellos que se hayan dado de alta como autónomos antes del 31 de diciembre de 2022 mantendrán la tarifa plana a 60 euros hasta que terminen sus doce primeros meses de actividad. Estos no podrán incorporarse al sistema que entró en vigor el 1 de enero de 2023, el de la ‘tarifa reducida’.

Una vez pasado el primer año, pasarán a tener los porcentajes de descuento que les corresponden (50% el segundo y 30% el tercero) según su base de cotización.

Casos especiales

Existen algunas circunstancias en las que la tarifa plana se aplica de forma diferente o los requisitos se modifican respecto a la norma general.

  • Una de estas excepciones son los hombres menores de 30 años y las mujeres mayores de 35. Para ellos, la tarifa reducida tiene una duración de un año, pero es ampliable por dos más si no llegan al Salario Mínimo Interprofesional.
  • Para las personas con discapacidad, víctimas de violencia de género o terrorismo, durante los 24 primeros meses, se paga 80 euros. Más tarde, desde el tercer año al quinto, la cuota tiene un 30% de descuento sobre los ingresos reales declarados.

El proceso

Para darse de alta de autónomo y solicitar la tarifa plana lo primero que hay que hacer es ir a Import@ss, portal de la Seguridad Social para trámites online. ¡Atención! Tienes que indicar que es un alta inicial, para que así calcule las cuotas a satisfacer.

Asegúrate de solicitar la tarifa plana para autónomos en el momento del alta. Una vez realizado el trámite es más difícil conseguirla.

Un truco: si se te olvida hacerlo, prueba a escribir al Sistema RED o a la Seguridad Social afirmando que cumples los requisitos y justificándolo. Muchos han conseguido tener la bonificación así, aun habiéndolo olvidado hacer en el momento justo.

Requisitos para pedir la tarifa plana para autónomos

No todos los que inicien a trabajar por cuenta propia pueden solicitar esta ayuda. Pueden ser beneficiarios de la tarifa plana para autónomos:

  • Aquellos que solicitan el alta en el Régimen General de trabajadores Autónomos por primera vez.
  • Quienes no hayan sido autónomos durante los dos últimos años.
  • Los que hayan disfrutado previamente de esta bonificación, pero tramitaron baja como autónomos hace tres años o más.
  • Ciudadanos sin deudas con la Seguridad Social ni la Agencia Tributaria.
  • Personas que no sean autónomos colaboradores. Tienen condiciones diferentes que veremos más adelante.

¿Cuánto pagaré cuando se acabe la tarifa plana?

Una vez termine la tarifa plana para autónomos, el trabajador entrará en el sistema de tramos, que sustituye a la cuota fija de 294 euros que se pagaba en 2022. Es decir, pagarán según su nivel de ingresos reales.

Existen 15 escalones diferentes con las nuevas cuotas de autónomos. Estos van desde los que tienen 670 euros al mes de beneficios o menos -que deben abonar 260 euros de cuota- hasta los que ganan más de 6.000 euros que tendrán que pagar 1.267 euros mensuales.

Cada año, y hasta 2025, las cuotas subirán para los que se sitúan en la parte más alta de la escala, y bajará para los que menos ingresan. En 2026 se revisará el sistema en base a los resultados obtenidos por este nuevo sistema de tributación.

¿Qué ocurre si no pago un mes de tarifa plana?

¡Alerta roja! Te conviene sacar dinero de debajo de las piedras en este caso. Es frecuente que la Seguridad Social reclame la cuota completa, sin la bonificación de la tarifa reducida, más un 20% de recargo. Una vez saldada la deuda, vuelves a disfrutar de la reducción de la cuota.

Esta circunstancia tiene otro problema añadido. Los meses en los que se paga la cuota completa más el 20% cuentan como disfrutados en la modalidad de tarifa plana. El marcador de los 12 meses sigue corriendo, nunca se detiene, y menos en este caso. 

¿Qué tarifa plana tienen los autónomos colaboradores?

Los llamados autónomos colaboradores -cónyuges, parejas de hecho y personas con un grado de consanguinidad de hasta un segundo grado- cuentan con otras condiciones diferentes a las generales.

Estos pagan un 50% de la cuota durante los 18 primeros meses de actividad en el negocio familiar, un total de 147 euros. Tras este periodo, los siguientes seis meses deben de abonar a la Seguridad Social el 75% de la cuota, es decir, 220,5 euros.

¿Cómo lo vemos desde FANDIT?

En FANDIT, consideramos que este tipo de ayudas son esenciales para fomentar el emprendimiento en el país. Durante los meses en los que la tarifa plana para autónomos está activa, será posible dotar de más recursos económicos a la propia compañía que acaba de echar a andar. 

El cambio de tarifa plana a tarifa reducida beneficia a aquellos que más ingresos declaren. Esto sucede al establecerse una cantidad fija de 80 euros que sustituye al nuevo sistema de pagos en función de ingresos reales. 

Si tienes cualquier duda o pregunta, desde FANDIT estaremos encantados de ayudarte.

Últimos artículos

Suscríbete ya a nuestra newsletter exclusiva para solicitantes y gestores de subvenciones y mantente siempre informado

Consulta nuestra política de privacidad aquí 

Comparte:

Todas las ayudas que buscas están aquí

Deja un comentario

Suscríbete ya a nuestra newsletter exclusiva para solicitantes y gestores de subvenciones y mantente siempre informado

Consulta nuestra política de privacidad aquí 

Suscríbete ya a nuestra newsletter exclusiva para solicitantes y gestores de subvenciones y mantente siempre informado

Consulta nuestra política de privacidad aquí